Eje estratégico 5: Recursos naturales y medio ambiente

< Ejes Estratégicos.

Cuba alberga recursos naturales que proporcionan un importante potencial para el bienestar de la sociedad y un desarrollo económico y social sostenible. Sin embargo, siglos de explotación indiscriminada generaron importantes impactos negativos en el medio ambiente cubano y en el estado de los recursos naturales. (158)

En la etapa revolucionaria existen logros reconocidos y consolidados, pero al propio tiempo hay insuficiencias asociadas a la falta de cultura, sistematicidad, disciplina y la carencia de enfoques integrales, que han limitado la introducción de los resultados de la ciencia y la tecnología y de la dimensión ambiental en las políticas, planes y programas de desarrollo. (159)

Como consecuencia, los recursos naturales están afectados en diversa magnitud, tanto en su disponibilidad, como en su calidad y existe un grado significativo de contaminación ambiental, con un sensible impacto en el medio ambiente y la calidad de vida. (160)

Se requiere consolidar y profundizar los esfuerzos realizados para revertir esta situación, así como crear las condiciones que permitan dar un salto cualitativo en esta materia, especialmente en estos momentos de escenarios cambiantes para la economía cubana. Se demandan políticas y soluciones efectivas para minimizar el dilema existente entre naturaleza y desarrollo, capaces de propiciar el desarrollo económico y social sostenible al que aspiramos. (161)

El Estado continuará impulsando el funcionamiento y fortalecimiento de los programas integrales de protección del medio ambiente, con acciones dirigidas a la gestión de las cuencas hidrográficas, los macizos montañosos, la diversidad biológica; la lucha contra la desertificación y la sequía; la reducción de la contaminación y la educación ambiental, a lo que se deberá sumar la adopción de nuevos incentivos y sanciones económicas y la aplicación de mecanismos eficaces de supervisión y fiscalización ambiental a todas las formas de gestión económica, de manera que se alcance un desarrollo ecológicamente sustentable, socialmente justo, equilibrado y económicamente sostenible. (162)

Asimismo, promoverá el establecimiento del conjunto de políticas para la gestión eficaz de riesgos y la adaptación del país al cambio climático, la eficiencia energética y el desarrollo de fuentes renovables de energía; el impulso de mecanismos de información y participación ciudadana, y la educación ambiental en todos los niveles de enseñanza. Se tendrá en cuenta, de manera especial, el carácter político del desafío ambiental, a nivel internacional. (163)

Para lograr lo propuesto, en este eje estratégico se establecen tres objetivos generales, que a su vez se desagregan en diecisiete objetivos específicos. (164)

Objetivos generales

  1. Garantizar un uso racional de los recursos naturales, la conservación de los ecosistemas y el cuidado del medio ambiente y el patrimonio de la nación. (165)
  2. Elevar la calidad ambiental. (166)
  3. Fortalecer las capacidades nacionales para la adaptación ante el cambio climático. (167)

Objetivos específicos

  1. Implementar con efectividad, mantener actualizado y fortalecer el marco institucional para la aplicación de la Estrategia Ambiental Nacional, como base de la política ambiental cubana. (168)
  2. Implementar un modelo de gestión local y comunitaria con un enfoque medioambiental, que integre bajo la autoridad de los gobiernos territoriales la protección y uso racional de los recursos naturales y la lucha contra la contaminación. (169)
  3. Proteger y utilizar de forma sostenible los bienes y servicios de los ecosistemas y el patrimonio natural y cultural del país. (170)
  4. Implementar con eficacia niveles de producción y consumo sostenibles, con énfasis en la adopción de estrategias de Producción Más Limpia y la eficiencia en el uso de recursos. (171)
  5. Prevenir, reducir y controlar la contaminación, con una contribución directa a la disminución de emisiones y la mejor gestión de las materias primas, con la recuperación en los procesos productivos. (172)
  6. Desarrollar una gestión integral de desechos, sustancias contaminantes y fuentes de contaminación, en las áreas urbanas, suburbanas y rurales que garantice una mayor calidad ambiental en los asentamientos poblacionales. (173)
  7. Mejorar progresivamente la calidad de vida en los asentamientos humanos, como vía para disminuir la presión social sobre los ecosistemas. (174)
  8. Detener la degradación de los suelos con la aplicación de una agricultura sostenible, como vía para contribuir a alcanzar la seguridad alimentaria del país. (1750)
  9. Detener y revertir el deterioro de la calidad del agua, e incrementar su disponibilidad con la protección y gestión adecuadas de las fuentes, balances de distribución sostenibles, la reutilización y reciclaje, y la promoción de la cultura de ahorro, conservación y uso racional de este recurso. (176)
  10. Potenciar la eficiencia energética y el desarrollo de fuentes renovables de energía, lo que contribuye, entre otros beneficios, a mitigar los efectos negativos del cambio climático y a promover un desarrollo económico menos intensivo en carbono. (177)
  11. Implementar de manera eficaz los programas y acciones para el enfrentamiento al cambio climático, con énfasis en la adaptación, la reducción de la vulnerabilidad, la mitigación de sus causas y la introducción de estrategias sistémicas y transectoriales. (178)
  12. Implementar incentivos económicos para lograr la sostenibilidad financiera en el uso y conservación de los recursos naturales. (179)
  13. Considerar en las políticas ambientales y en el marco legal establecido, todas las formas de gestión económica. (180)
  14. Promover, sistematizar y optimizar el impacto de la ciencia y la innovación tecnológica, en la solución de los problemas ambientales del país. (181)
  15. Reorientar y fortalecer la educación e información ambiental hacia el desarrollo sostenible, en todos los niveles de enseñanza del país y los medios de comunicación, de manera armónica, sistemática y coherente, incorporando a toda la sociedad cubana. (182)
  16. Perfeccionar el Sistema de Defensa Civil para la reducción de desastres ante peligros de origen natural, tecnológico y sanitario con mayor uso de la ciencia y la tecnología, y desarrollar una eficaz gestión integral de riesgos, con la activa participación de las comunidades y gobiernos locales, que minimice los daños, viabilice la mejor evaluación económica del impacto de los desastres y de los costos de la adaptación a los efectos del cambio climático, y posibilite la recuperación rápida y sostenible de las áreas y poblaciones afectadas. (183)
  17. Fomentar la cooperación internacional, con un tratamiento preferencial para los países más vulnerables ambientalmente. Potenciar los esfuerzos de complementación e integración en el área de América Latina y el Caribe, en especial en el ALBA, CELAC y CARICOM. Asegurar el cumplimiento de los compromisos internacionales en materia ambiental y velar para que las soluciones negociadas a nivel internacional resulten equitativas, y no privilegien a los que históricamente contribuyen al deterioro ambiental. (184)

> Eje estratégico 6: Desarrollo humano, justicia y equidad.

 

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE