Introducción

Desde los años iniciales del triunfo revolucionario, la dirección política del país mostró su interés por disponer de un instrumento de proyección a largo plazo que facilitara la conducción estratégica de la economía nacional y la concreción de los objetivos recogidos en el Programa enunciado por el Comandante en Jefe en su alegato de autodefensa por los sucesos del Moncada conocido como “La historia me absolverá”. (1)

Con este propósito, y para enfrentar los nuevos retos que imponía el avance revolucionario, su carácter socialista y el complejo entorno internacional, se estableció la planificación como elemento fundamental del sistema de dirección económico-social y se elaboraron planes a corto, mediano y largo plazos, con diferentes objetivos y resultados por períodos. (2)

Los sucesos ocurridos a partir de finales de la década de los ochenta asociados a la desintegración del campo socialista y de la URSS, y la desaparición del CAME, unidos a los daños del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de los EEUU de América, repercutieron desfavorablemente en la economía del país y en el sistema de planificación, sobre todo en sus horizontes de mediano y largo plazos. (3)

Los impactos de estos sucesos en nuestra estructura económica —imposibles de superar en breve plazo— y las prevalecientes insuficiencias en la integralidad de los enfoques de la planificación, contribuyeron a mantener las desproporciones macroeconómicas más allá de lo deseado e imposibilitaron avanzar en la solución de problemas estructurales que limitan el desempeño económico, lo que dilatado en el tiempo, ha frenado el desarrollo de las fuerzas productivas. (4)

En este contexto, y con el objetivo de resolver los desequilibrios estructurales de nuestra economía a partir de políticas de gobierno con enfoques sistémicos, integrales y sostenibles que respondan a una visión estratégica y consensuada a mediano y largo plazos, coherente con lo planteado en los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobados por el 6to. Congreso del Partido, se iniciaron los trabajos para conformar una propuesta de estrategia de desarrollo, conocida como Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030 (PNDES). (5)

La elaboración de un plan nacional de desarrollo implica un proceso de trabajo que interrelaciona metodológicamente un conjunto de componentes. A continuación, se muestra un diagrama que ilustra, de manera resumida, dicho proceso. (6)

modelo_proceso_elaboracion_plan_nacional

En particular la elaboración del PNDES transita por dos etapas:

La primera, en marcha y que concluirá con los debates de este documento en el 7mo. Congreso del PCC. En ella, se han establecido los elementos conceptuales fundamentales que sirven de base para el PNDES, entre los que se destacan la evaluación de la situación actual y el diagnóstico cualitativo, los principios rectores para la elaboración de la estrategia de desarrollo, la visión de la nación, los ejes y sectores estratégicos. (8)

En la segunda etapa se validarán e integrarán los diferentes programas y líneas de acción ya propuestas, en muchos casos hasta ese momento con un enfoque más sectorial que nacional, y se elaborarán otras aún no trabajadas; se establecerán los indicadores para evaluar los objetivos y se fijarán las metas a alcanzar desde un punto de vista cuantitativo, así mismo, se precisarán las demandas presupuestarias y la correspondencia de estas con las fuentes de financiamiento disponibles. (9)

Finalmente, se establecerán o reforzarán los mecanismos de seguimiento, control, evaluación y rendición de cuentas dirigidos a implantar modelos de gestión orientados a resultados, elemento indispensable para la retroalimentación de los procesos de planificación, de toma de decisiones y de las correcciones necesarias, con vistas a lograr los mejores cursos de acción ante las cambiantes condiciones. (10)

El objetivo de este documento es mostrar una síntesis del trabajo realizado en la primera etapa, que sirva para su debate y reflexión, y posibilite establecer el consenso necesario para continuar avanzando en la elaboración del PNDES. (11)

> II. Principios rectores y ejes temáticos para la elaboración del Plan…

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.